domingo, 3 de febrero de 2008

Población y subdesarrollo


“Existen otros mundos, pero están en éste”, decía una frase, que me parece realmente acertada. Todos los seres humanos convivimos, mejor o peor, en un solo mundo, pero hay veces que no lo parece.

Enciendes la televisión, escuchas las noticias y las terribles cifras que los locutores leen sin emoción alguna. “El SIDA infecta a 2.000 recién nacidos por día”, “3.000 niños mueren al día a causa de la malaria”. Sientes lástima, pero comienza tu serie favorita y te olvidas de ello a los segundos.

Desgraciadamente, ésta es la triste realidad. Hemos dividido el mundo en dos. Vives en una mitad, afortunadamente la buena, y te puedes levantar todas las mañanas sin preocuparte porque vas a comer o si vas a poder llegar a colegio sin que un mosquito te pique, y te olvidas completamente de la otra mitad que no tiene tanta suerte.

De cuando en cuando, se oye hablar de la otra mitad y, aún sabiendo que de las personas que sufren algunas son chicos y chicas de tu edad, lo sientes como una realidad lejana, como si fuera otro mundo.

Y es la verdad. Cuando hablamos del subdesarrollo de otros países desafortunados, en donde la esperanza de vida es mínima y donde los niños no pueden pensar en su futuro, pues no saben si éste llegará algún día, no estamos hablando de un mundo lejano, aunque nosotros lo vemos así.

La India, Guinea Ecuatorial, Bolivia, no son mundos diferentes al nuestro, ni sus habitantes son hombres distintos a nosotros, son países cercanos y con los mismos derechos, aunque éstos han quedado olvidados por todos.

Nuestro ejemplo más cercano: África, donde varias personas mueren a causa del SIDA u otras enfermedades relacionadas con ésta.

¿Acaso África es otro mundo? ¿Acaso nuestro afortunado mundo se acaba al atravesar el Estrecho de Gibraltar?

No.

¿Queremos que nuestro mundo siga dividido en dos?

Fdo.
Natalia López

PS: Reflexión que escribí para Sociales. Espero que a vosotros también os sirva para reflexionar tanto como a mí.

2 comentarios:

Däniela dijo...

Bueno, ¿te sorprendería si te digo que pienso lo mismo?.
Tengo bastantes realidades cerca no solo por el hecho de viovir en Sudamérica donde es posible comprobar cada cosa que dices , si no que también está la realidad del país.Aqui se nota la diferencia partiendo por la mala distribución de riquezas que sin duda afectan a la calidad de vida.
No digo quee estemos mal, en general no es así, pero siemrpe existen los sectores vulnerables a los cuales se les olvida económica y espiritualmente(de pensamiento).

Däniela CHILE!

Natalia dijo...

Sí, tienes toda la razón.
La riqueza está fatal distribuida...
Yo oí que un 2% de la población tiene la mitad de las riquezas del planeta.. =o

¿Y el otro 98%?