sábado, 12 de abril de 2008

Los polos opuestos (ya) no se atraen

Algo que está roto no es fácil de reparar
Se pueden buscar los trozos, los pedazos, rehacerlo, como si de un rompecabezas se tratase y pegarlo todo de nue, pero ya nunca será lo mismo.

Algo que está ahora dividido, por muy unido que estuviese en el pasado y por muchos lazos que hagan, ahora, que se encuentren a menos distancia, más cercanamente, siempre estará dividido.

Quizá lo más triste de todo es cuando alguien intenta remediar lo irremediable, jugando a dos bandas, luchando por conseguir un objetivo imposible: separar los que ahora son los extremos más alejados, más lejanos.

Consejos insultantes, agradecimientos absurdos, no haciendo a palabras necias oídos sordos, aceptando todo lo que te dicen para contentar a ambas partes.

Sí, ahora tenemos unas vidas completamente opuestas, pero en este momento los polos opuestos (ya) no se atraen.

Fdo
Natalia L
P.S. Creo que quien me conozca de verdad puede leer esta historia poniendo nombres y apellidos.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

el nombre no empezara por p?

Luis dijo...

Hacerse daño y no tener pegamento para juntar los pedazos...(aunque sea una historia concreta es la más internacional/universal del mundo)

Mehreen dijo...

Bueno yo también he caído en picado... y he venido a parar a tu blog! :) todo gracias a tu visita y esas palabras que me dejaste. Me gusta lo que escribes y cómo lo escribes. Desde mis estrellas.. te mando unb fuerte abrazo Natalia!

Rose dijo...

Yo aun no termino de juntar mis pedazitos y por mas que quiera no podre volver a juntarme con ese pedazito que tanta falta me hace pero bueno todo se rompe y casi nunca vuelve a quedar igual.

Rose dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.