martes, 21 de octubre de 2008

Septiembre (II)

[Primera parte una entrada más abajo]

¿Hace cuánto que estabamos juntos? ¿Tres, cuatro meses? Éramos jóvenes que contábamos con una mente abierta para las locuras como aquellas, una escapada a Italia con unos cuantos billetes en el bolsillo y equipaje de mano para una semana. Tus veintidós años reflejaban la vivacidad que te sucumbia a cada instante, una energía inagotable con la que me cogías de la mano y me arrastrabas a tus aventuras. Yo me dejaba llevar. No es que no me gustase, es más, nunca me arrepentí de haberte seguido a ningún sitio, tanto real o imaginado en tu mente.

Me reía contigo. A carcajadas. Con tu inocencia y tu carita ángel me arrancabas sonrisas tan fácilmente que parecía una marioneta en tus manos. Y quizá lo fui. Aunque tampoco me arrepiento de ello.

Yo aun soy joven. Veinticinco años a la espalda no son mucho peso aún. ¿No crees? Tú también lo eras cuando todo pasó. Ambos lo éramos. Y las heridas duelen más cuando crees que el mundo es tuyo y que nada malo puede sucederte.

La heridas que tu ida dejó en mí aún siguen abiertas. Y, estas taras que en mi piel habitan, parecen rasgarrse más cuando en mi memoria emerge el recuerdo de la tarde que, bajo el sol de Zaragoza y con el sonido de la fuente del parque Primo de Rivera aun el los oídos, me susurraste al oído y te alejaste de mi lado.

Y ahora, dos años después de nuestra escapada de enamorados y dos meses después de nuestra despedida aun dolorosa, he retornado a Venecia, que me vuevle a recibir como si de un antiguo amigo me tratase. Las gónolas pasean por los canales, con gondoleros cantando a parejas como lo fuimos nosotros.

Todo sigue igual. Tan parecido a aquel lejano tiempo que, cada vez que levanto la vista, espero encontrarme de nuevo con tus ojos claros sonriéndome en silencio.

Te recuerda
JAIME

---
P.D. Y c'est fini. Espero que os haya gustado. Y también espero poder continuar esta historia dentro de poco -o de mucho, pero continuarla al fin y al cabo.

Esto lo digo porque mi ordenador ha hecho puff, y es muy posible que todas mis historias mueran con él, cual capitán en su barco - grr Jack Sparrow *delirio* -. Así que durante unos días viviré en la incertidumbre de saber qué pasa con ellas.

Pero mientras, os dejo el enlace del nuevo blog de mi hermano, Gamer&Games , que nos habla-o nos hablará cuando actualice- de las últimas novedades en videojuegos.

Os dejo
tengo que ir a estudiar la insufrible F&Q

Natalia

3 comentarios:

Dadoman dijo...

Que tus historias surjan de las aguas de tu ordenador como lo hace siempre el Holandés Herrante de las aguas del mar, porque son realmente buenas.

Carlaiel dijo...

Wowoooo, me encantaaa :3 Espero que pronto sigas con esta historia, estoy seguro, de que no tardarás mucho, te gusta demasiado Venecia para no sucumbir a la tentación antes de ello. xD

¡Saludos!

PS.- Y suerte con lo del ordenador u_u'

###

Dansims dijo...

Bonita historia.
Si alguna vez no sabes que publicar en tu blog,publica otra parte de esta historia que ¡¡esta muy bien!!