viernes, 8 de mayo de 2009

Las calles de Philadelphia

Justo hoy acabamos de terminar de ver, en la asignatura de Ética, la película Philadelphia, que verdaderamente me ha emocionado. La película, de 1993, está dirigida Jonathan Demme y protagonizada por dos actorazos.

Tenemos por un lado a Tom Hanks, que interpreta a Andrew Beckett, un prestigioso abogado homoxesual que trabaja en una firma de prestigio. Por desgracia, tiene el SIDA, hecho que los directivos de la firma parecen desconcer hasta que la enfermedad empeora y, al enterarse, lo despiden. Entonces Andy acude a Joe Miller, otro abogado interpretado por Denzel Washington, para que le ayude a denunciar a sus antiguos jefes por la discriminación - tanto por la enfermedad como por su orientación sexual - y ganar el juicio.

Tom Hanks siempre es un actor que me ha gustado mucho, pero en esta película para mí se ha superado - o se superó, pues sale jovencísimo -. Esa sensibilidad que transmite, esa serenidad, esa mirada, ese dolor y esas ganas de seguir luchando... ¿Pero por qué me he enamorado de él y de su actuación? Por esa - esta - genialísima y ante todo, estremecedora escena...


La película fue galardonada con dos merecidos Óscars: a la mejor canción original, por "Streets of Philadelphia" de Bruce Springsteen y al mejor actor, por la interpretación sublime de Tom Hanks.

Escenas geniales, interpretaciones magníficas - como odiaba a la abogada de la defensa -, dialogos profunos y un final estremecedor, emotivo, emocionante; cuando la hemos terminado de ver las lágrimas se escapaban de mis ojos...

No podéis perderosla.
Besos!

3 comentarios:

thurvangar dijo...

Y nada más y nada menos que una película de Jonathan Demme -El Silencio de los corderos ^^
Coincidimos en casi todo, escepto en lo de que te gusta Tom Hanks... Porque a mi no me gusta nada. He visto 2 películas contadas en als que me guste verlo actuar: Catch me if you can! (ahora mismo no sé cual es el título en español, aunque me supongo que sea ¡Atrápame si puedes! o alguna movida de esas) y esta misma.
En el resto me exaspera xD Sobre todo en el Código Da Vinci... Es horrible. Menos mal que estaban Audrey Tatou y Sir Ian McKellen para endulzar el trance.

C.Pumpkin dijo...

Me gustó muchísimo esta película...lo único malo es que terminé con una depresión tremenda.¿Te acuerdas?
Aquellos vídeos de Andy de pequeñito :(
y Pedro nos decía que nos iba a poner una que se llamaba algo así como "El aceite de la vida" Pues no creo que sea tan buena como El club de los poetas ó Filadelfia
La verdad esque este curso nos estamos poniendo ciegos de películas, verdad?
Un beso!!!

Natalia dijo...

El aceite de la vida, es cieeerto! xDD