sábado, 20 de febrero de 2010

Greguerías vol.9

El mar se está queriendo hacer tirabuzones y nunca lo consigue.
La arquitectura de la nieve es siempre de estilo gótico.
El pitido del tren sólo sirve para sembrar de melancolía los campos.
Las olas esculpen en las rocas calaveras de gigantes.
Las Venus marmóreas de los museos presentan manchas de pellizcos.
En las playas, nuestros zapatos se convierten en relojes de arena.
Don Juan pide amor como quien pide trabajo.
Queremos ser de piedra y somos de gelatina.
Sobre el gran Gómez de la Serna había bastante en la Residencia de Estudiantes... Así que espero traer pronto la crónica que prometí. Pero hoy es sábado y creo que me lo perdonaréis por un día. O por dos.

Besos
N

2 comentarios:

Fernando dijo...

Nunca ha sido suficientemente valorado don Ramón.
Lo perdonamos todo, por supuesto. Y más en fin de semana.
Abrazos.

Nerea dijo...

O por tres, o por cuatro... por los que sean. Molan más las crónicas en vivo, café/cocacola delante ;)