miércoles, 9 de junio de 2010

Del 27 (vol.2)

La Generación del 27 parece llevar a cabo una “deshumanización” del arte. Antes, el arte compartía la existencia del ser humano, era una suerte de compañero, sin embargo, y gracias a la influencia de las vanguardias, el arte se convierte en algo más intelectual que requiere cierta formación artística. Esta “despersonalización” del arte está muy influenciada por la ya nombrada poesía pura, inaugurada por Juan Ramón Jimenez y que León Felipe describe de la siguiente manera:
Deshaced este verso.
Quitadle los caireles de la rima
el metro, la cadencia
y hasta la idea misma.
Aventad las palabras,
y si después queda algo todavía
eso
será la poesía.
Así, podemos decir que hasta el siglo XIX el arte era figurativo, porque el autor trataba de imitar y plasmar en su obra la realidad que lo circundaba. Sin embargo, en el siglo XX el arte se convierte en algo reservado a “minorías”. Las vanguardias propician esta ruptura, y así el arte deja de ser imitativo sino que presenta otras realidades y por esto deja de ser entendido por gran parte del público. El arte será entonces algo elitista: comprender el arte se convierte en un honor.



Sin embargo, los del 27 no tardarán en buscar la re-humanización del arte, con un consiguiente y maravilloso equilibro entre lo popular –esa poesía “sin pureza”- y lo culto –esa poesía elitista-. Para mí, uno de los más claros ejemplos es el Romancero Gitano del siempre grande Federico García Lorca pues - sin descuidar en ningún momento la forma y la musicalidad del poema - se acerca a la cotidianeidad y a lo bello de la simplicidad.

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre el mar
y el caballo en la montaña.
Con la sombra en la cintura
ella sueña en su baranda,
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas la están mirando
y ella no puede mirarlas.

Verde que te quiero verde.
Grandes estrellas de escarcha,
vienen con el pez de sombra
que abre el camino del alba.
La higuera flota su viento
con la lija de sus ramas,
y el monte, gato garduño,
eriza sus pitas agrias.
Pero ¿quién vendrá? ¿Y por donde...?
Ella sigue en su baranda,
verde carne, pelo verde,
soñando en la mar amarga.
(EXTRACTO DEL ROMANCE SONÁMBULO)

_____

¿No andáis descolocados esta semana? Tengo la sensación de que es cualquier día menos miércoles. Serán las ganas del fin de semana. Y, a todos los zaragozanos que han empezado hoy selectividad, mucha suerte y mucho ánimo (:

Besos
N

P.S. Me da que Literatura me lo voy a saber guay, pero que estoy descuidando mis "queridísimas" Ciencias para el Mundo Contemporáneo o la Economía. Eso significa... ¡Tarde de estudio! Más o menos ;)

2 comentarios:

guillermo_wali dijo...

Grande el 27, qué grandes artistas. Que poco agradecida fue la época que le sucedió -.- Malditas guerras...

En fin, tienes razón, hoy sólo es miércoles para unos pocos ¿"privilegiados"? Para mi, por ejemplo, hoy es 1 de selectividad. Qué extraño todo, creo que ya entiendo la alienación. Uno queda reducido a un simple número y una letra, a ciencias o a letras, a filosofía o a historia. -.- Pero esos son otros cantares. Ánimo para ti también! El verano está a un paso! Muchos besos!

El Gato dijo...

Pues me da que si en mi próximo examen de Selectividad aparece la larguísima generación del 27 la va a escribir la Santísima Trinidad, la verdad... -.-
Y no es por desprecio, simplemente no hay tiempo xD
De todos modos, no es miércoles para mí, es "cinco días antes de"...
Lo cierto es que la poesía no es mi fuerte (llevo diciéndolo en mis comentarios desde que llegué a este blog, los sé, soy un pesado), pero recientemente, con mi maravilloso descubrimiento de la sentimentalidad becqueriana parece que me estoy acercando más a este mundo lírico. De todas formas, aún estoy muy lejos de disfrutar la lectura de un poemario completo del 27, por ejemplo. Puede que algún día lo consiga.