miércoles, 12 de enero de 2011

No escuchar el álbum verde

Océano en mis ojos
saliva en tu garganta
nubes en m frente,
azúcar en tus pestañas.
Pero no ves el océano
ni las olas, ni las algas
y yo intuyo la saliva
que escupe palabras.

Y sé que son detalles,
que son tontadas,
nimias nimiedades,
dulces puñaladas,
pero no estás,
estás no sé dónde…
no estás, existes lejos,
con tu triste mirada
con tus reproches
tus silencios
tu oro y tu plata.
Y muerdes, desgarras
te muerdes y te dañas
y yo te siento tanto:
no quiero yo morderte,
ni desgarrarte,
no quiero que exiles
esa curva infinita,
no quiero que yerres
ese brillo en tu mirada,
no encierres esa saliva
que escupe palabras.

Racimos de lluvia
llueven mi morada
y no estás aquí...
estás no sé donde,
tan solo das cuerda
a este reloj.
-si pudiera hablar contigo
en vez de oír su corazón…-
Si estuvieras aquí
y no en el viernes,
y no en ayer,
no en ese paseo
que me pisoteó…
Si estuvieras aquí
y no en tus palabras,
no en esos gajos agrios
en tu garganta atragantada…

Susurro
Vacío
Silencio
Oleaje.

Si pudiera…
No con tu reloj
sino contigo,
contigo todo
y con tu reloj nada:
ni palabras, ni susurros
ni querellas, ni batallas,
ni lágrimas.

Lágrimas de azúcar
en mis pestañas.

_____

He escrito esto para dejar de sentirme triste y sentirme un poco poeta. Aunque no sé cuál de las dos es peor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajaaj...el poema en euskera=)
me gusta mucho ....no estes tristeeeeee =)
piensa en mi (anonimo)aunke sabes tu kien soy... y te alegrasss ehhhh
q por cierto el poema me encantaaa

Anónimo dijo...

una poesía alegre es un absurdo

Guille dijo...

Pues yo prefiero tus poesías alegres Natalia, porque me recuerdan a tu sonrisa, que es la que más me hace sonreír!
Todo!