domingo, 2 de septiembre de 2012

Septiembre con rosas.

La rosa,
no buscaba la rosa.
Inmóvil por el cielo
buscaba otra cosa.
FEDERICO GARCÍA LORCA.

Why are you still crying?
Your pain is now through
Please forget those teardrops
Let me take them from you
The love you are blessed with
This worlds waiting for
So let out your heart, please, please
From behind that locked door
Its time we start smiling
What else should we do?
With only this short time
Im gonna be here with you.
GEORGE HARRISON.

Ayer empezaba septiembre; estaba empezando cuando te vi a través de la ventanilla, resguardándote del cierzo prematuro en una esquina, con algo entre los brazos, algo de color rojo y blanco y verde; estaba empezando septiembre cuando me pedías perdón sin decir nada, cuando aceptaste jugar a este juego de la reconciliación y me tendiste ese ramo que olía a agua y a deseo. Ayer empezaba septiembre y era como si empezase todo de nuevo. Ayer se despedía agosto, que desde que te conocí es un mes raro; es el mes del calor, los reencuentros; es un mes viciado de verano, demasiado lento, borroso, inexacto. Me gusta más septiembre porque aun no empieza nada, pero empieza todo. Poco a poco hay que ir habituándose de nuevo a madrugar, a no vernos todas las tardes, a llamarnos por teléfono. Y aun asi, me gusta, porque anuncia los cafés, los guantes, los fines de semana, el día en que nos conocimos, todos los primeros momentos que, gracias a ti, se han hecho eternos. Así que me tendiste ese ramo, con agua en los pétalos, porque creíste que era necesario y yo no sabía cómo reaccionar y te dije que eras tonto; justo entonces estaba empezando septiembre. Septiembre borra al agosto vacío, lo ha borrado con esas cinco rosas rojas que yo siempre había querido y que escondías en vano cuando te miré a través de la ventanilla del autobús.

Te ama,
Natalia.
La niña que siempre había querido un ramo de flores.
Que vuestro inicio de septiembre sea tan feliz como el mío.

P.S. Son preciosas.
P.S.2. Tengo tantas cosas que contar que no sé cómo (d)escribir(me). Aisumasen.

1 comentario:

Guillermo Blanco dijo...

Y yo a ti ti ti ti y te amo tambien!