domingo, 27 de octubre de 2013

Beatus Ille.


1 comentario:

Guillermo Blanco dijo...

Y mientras los demás corran de aquí para allá, yo estaré acariciando tu pelo y tu barbilla de aroma a vainilla... ¡iji!