jueves, 15 de octubre de 2009

Des perles de pluie






Ayer regresé de Biarritz, esa ciudad que huele a mar y a verano, aunque el cielo esté nublado y llueva y haga frío y tengas que dormir con mantas. Dimos interminables paseos por la playa, tomamos croissants e improvisamos nuestro francés. Y yo tenía en mi cabeza las letras de Jacques Brel y su Ne me quitte pas que pese a ser belga, canta un francés tan romántico...


4 comentarios:

maRini dijo...

Tiene un toque seductor interesante...
Pero no, el francés y yo no nos llevamos bien. Chapurrear inglés es más de mi estilo
Bienvenida de nuevo, pues ;)

Proyecto de Escritora dijo...

Que sitio tan bonito, a ver si algún día puedo comprobarlo. :)

Besos!!

Beatriz dijo...

Qué maravilla, me encantaría visitarlo algún día!

Misha dijo...

Que cancion tan bonita y que ciudad tan.. preciosa.. que suerte tienes de poder viajar asi.. ya me gustaria a mi.

Ti sí que sabes Nat, ghaha

besos (L)