lunes, 8 de febrero de 2010

Greguerías vol.8 (o del desprestigio de la magia)

El que se pone la mano en la oreja para oír mejor parece querer cazar la mosca de lo que se dice.
La luna es como un espejito con que la vecina impertinente y juguetona refleja el sol en los ojos del asomado al balcón.
Pingüino es la palabra atacada por las moscas.
El tábano pasa cantándoles el responso a las flores.
La niebla acaba en andrajos.
En el acordeón se exprimen limones musicales.
No gozamos bien el canto del ruiseñor, porque siempre dudamos de que sea el ruiseñor.
Diccionario quiere decir millonario en palabras.
La magia se ha perdido. ¡Ya hay zapatos de cristal para todos los pies!
Lo más importante de la vida es no haber muerto.
Y no se puede añadir nada más porque estos días me faltan las palabras y... ¡No se puede añadir nada más!

2 comentarios:

Thurvangar dijo...

Me encanta la del ruiseñor. Las greguerías me parecen uno de los trabajos literarios más meritorios. Muy poca gente puede captar las pequeñas cosas con un golpe de ingenio en tan pocas palabras.

Mayuska dijo...

Diccionario quiere decir millonario en palabras.

IMPECABLE...