jueves, 14 de octubre de 2010

Azul

Tardes de azul que se ciernen
sobre ti, sobre mí,
no quieren acabarse,
no quieren morir.

Rayos de sol que se arrepienten
de tenerse que ir,
no quieren despedirse,
separarse de ti.

Luces blancas que emergen
de la luna de marfil,
no quieren quedarse,
hacerte huir.

Amaneceres mudos que nacen
haciéndome sonreír,
me regalan y prometen
otro día junto a ti.

7 comentarios:

Surrealisto dijo...

Me mola mucho tu blog, ¿que estudias algún tipo de filología? lo digo no por los escritos, sino que veo que usas muchas referencias de latín y tal. En fin, me alegra que te pasaras por mi blog (ya moribundo) ¡y sigue con el tuyo!

Un saludo,

Surrealisto.

Surrealisto dijo...

Por cierto, y si no lo has leído, de recomendación te dejo 1984 de Orwell.

;)

Guille dijo...

¡Pero qué genial! Sencillo, sí, pero, ¿acaso hace falta más? Me encanta cómo escribes. ¿Puedes ser mi escritora favorita también? ^^

Guille dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ms.Cyanide dijo...

Los crêpes pueden ser de lo que quieras =)

Espérame en Siberia dijo...

Muy, muy bello. ¡Enhorabuena! :)

Javier dijo...

Otra vez el romanticismo acechando.¿Pero qué os pasa a los jóvenes?