jueves, 23 de diciembre de 2010

El Romanticismo es la enfermedad

Eres tan tonta. Tan estúpida y tan tonta, Natalia. Siempre igual. Es siempre lo mismo. Pecar de romántica una y otra vez. Y mira que lo estudiaste. Lo tenías escrito en tu libro de Literatura, con tu letra ilegible vestida de tinta de pilot negro: “exceso de expectativas”. Te estudiaste, vorazmente, y has suspendido otra vez. Ya te vale.

4 comentarios:

Guille dijo...

¡Pero Natalia!

Rocío dijo...

Y pecas y pecas de romántica hasta que superas la fase Bécquer, Espronceda y demás románticos y empiezas a leer a Bukowski jajaja.

O al menos eso fue lo que me pasó a mí.

:)

Cel dijo...

no entiendo ná

Elisa dijo...

yo tampoco entiendo nada