martes, 6 de diciembre de 2011

Leo leo (vol.1) Jane Eyre

Solo en la frente veo un enemigo de su felicidad. Una frente que afirma, orgullosa: “Puedo vivir sola, si el respeto a mí misma y las ciscunstancias lo requieren. No necesito vender el alma para lograr compañía. Poseo un tesoro interior, innato, que puede mantenerme viva si todas las satisfacciones externas me fueran negadas, u ofrecidas a cambio de un precio que no estoy dispuesta  a pagar.” La frente declara: “La razón se sienta firme en la silla y agarra con fuerza las riendas, sin dejar que los sentimientos se desboquen y acaben arrojándola al abismo. Tal vez las pasiones soplen con furia, como corresponde a su bárbara naturaleza, y la lleven a imaginar todo tipo de necedades, pero la sensatez tendrá siempre la última palabra y su voto será decisivo a la hora de tomar cualquier decisión. Ya puede desencadenarse a su alrededor un viento huracanado, un terremoto o un incendio, que seguirá atenta a los dictados de esa vocecilla que interpreta lo que la conciecia le dice”. ¡Bien dicho, frente! Tus declaraciones merecen respeto.

CHARLOTTE BRONTË
Jane Eyre

2 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Fascinantes las hermanas Brontë. Y gracias a ti por tus palabras.

Pitt Tristán dijo...

Páginas blogeras llenas de belleza. Adelante.