jueves, 8 de diciembre de 2011

Mister Lennon? (y bang)

 

La felicidad es una pistola caliente,
gritabas, llorabas, amabas,
con tu pelo de cobre y tus gafas
de nubes y paz;
la felicidad es una pistola
y cuando se dispara,
solo quedan
flores marchitas. 

Desde el centeno
alguien apretó el gatillo
una vez, dos veces
mil.

El mundo quedo inerte.
Velas, sombras.
Balas de felicidad mutilada,
de injusta suerte.

Aun nos quedan tus gafas,
¿nos quedan tus gafas aun?
No lo sé.
Pero nos queda este diciembre
las flores en ese parque,
tu música,
tu voz.

Nos queda tu muerte,
eclipsada siempre
por tu vida.

______

Hoy la nieve del blog cae por ti.

8 comentarios:

Cris* dijo...

Hola!! Un blog diferente, me gusta. Y he visto que te apasiona leer, yo igual jaja. A ver si un día me aconsejas uno. Un besito. Y lo dicho, nos leemos.

Elendilae dijo...

Me ha encantado el final, sorprendente: "Nos queda tu muerte, eclipsada siempre por tu vida".

Muchas gracias por dejarte caer por mi blog, no sé si en picado o no, pero se agradece ;)

Un besito

Pitt Tristán dijo...

El mismo Lennon dijo:
"Mientras más realidad enfrentamos, más nos damos cuenta de que la irrealidad es el programa principal del día".

DANI dijo...

Hay gente que nació para cambiar el mundo y eso a veces no geusta a todos :(

Besazos enormes

Smiley ;) dijo...

el final impacta, te ha quedado precioso :)

Juan Antonio dijo...

Flores marchitas. Y la vida que hace ruido ahí justo al lado. Siempre la vida.

Marcelo dijo...

Tenía 15 años y esperaba dar un examen cuando sucedió. Lo recuerdo perfectamente, alguien llegó y lo dijo mientras repasábamos la lección. "Che! mataron a Lennon"

Daniel Os dijo...

Sí que nos quedan sus gafas… ahora podemos mirar el mundo a través de sus cebollas de vidrio.
D.