lunes, 26 de marzo de 2012

Mamá, papá: quiero estudiar Filología

http://www.losfilologos.com/esdrujula/01_2012/04_2011.html

Sí, sí, quiero comprender mi lengua, quiero descomponerla en morfemas, fonemas, jugar con la sintaxis, leer todo lo que pueda y soñar con leer más: llorar la muerte con Manrique, cantar al amor con Bécquer, enloquecer con don Quijote y emborracharme con don Máximo. Y luego quiero vivir en Londres, en Edimburgo o en donde sea, hablar de mi lengua, de mi literatura, de mi cultura, de mi vida, de mí, en inglés, en alemán, en árabe, transmitirla a toda la gente que conozca, propagarla por el mundo, que vuele, que caiga en diferentes tierras, una suerte de semilla de letras, y que florezca, que florezca después: más letras, más cuentos, más tildes, más versos.
Y ahora lo estoy haciendo. En jerga universitaria soy una proto-filóloga. No, filósofa no, filóloga. Un proyecto de filóloga. Al igual que antes existía una proto-lengua que era el paso antes de llegar al español, al italiano, al francés: yo estoy cruzando el puente que me llevará a ser mensajera de nuestra cultura. Ahora estoy formándome: luego yo formaré a otros muchos para que este maravilloso legado que tenemos siga pasando de mano en mano, de boca en boca. Pero qué responsabilidad ser portadora de este pequeño país de las maravillas, que encierra desde el hasta el Qué responsabilidad pero qué ganas de ir aumentando esa carga, ese don.
Así que soy proto-filóloga. Pero no es solo eso: soy proto-mundo. Un proyecto de mundo rebosante de cultura que existirá. Lo mejor es eso. Que existirá y será gracias a nosotros: los filólogos.

___

Hace unos días se lanzó un maravilloso proyecto: Esdrújula, revista de filología. En el primer número, yo escribí la carta al director. Llevo mucho tiempo sin actualizar por problemillas personales pero ahora me apetece compartir con vosotros esta pequeño artículo que tantas alegrías me está dando. Muchas gracias a todos los que me han dado la enhorabuena y me han animado a continuar con esa pasión filológica. Es un placer descubrir que en la Filología no estás sola.

3 comentarios:

Nahar dijo...

Mucho ánimo con esa carrera, proto-filóloga-compañera (yo tampoco soy filólogo entero, aún).

Elisa dijo...

Hola Natalia, yo si soy filológa, aunque siempre proto-docente :) y comparto el amor por esta cultura, el amor por una lectura emocional, el amor por tantos textos que me emocionan y quiero que emocionen a mis estudiantes... y en eso estamos con la emoción como timón de muchas clases, de muchas sesiones... incluso con marejada...
Keep going!! Pleassssssse!!

Elisa dijo...

sorry se me fue la esdrújula: filóloga :(