domingo, 23 de septiembre de 2012

C'est le ciel

—¿Sabéis lo que es la amistad? —preguntó él.
—Sí —respondió la gitana—: es ser hermano y hermana, dos almas que se tocan sin confundirse los dedos de la mano.
—¿Y el amor? —prosiguió Gringoire.
—¡Oh! ¡El amor! —dijo ella, y su voz tembló y sus ojos brillaron—. ¡Eso es ser dos y no ser más que uno solo! ¡Un hombre y una mujer que se funden en un ángel! ¡Es el cielo!


VICTOR HUGO.
Nuestra Señora de París.

Mais mon amour
Mon doux, mon tendre, mon merveilleux amour,
De l’aube claire jusqu’à la fin du jour
Je t’aime encore
Tu sais: je t’aime


JACQUES BREL.
La chanson des vieux amants.


La noche no quiere venir
para que tú no vengas,
ni yo pueda ir.
Pero yo iré,
aunque un sol de alacranes me coma la sien.
Pero tu vendrás
con la lengua quemada por la lluvia de sal.
El día no quiere venir
para que tú no vengas,
ni yo pueda ir.
Pero yo iré
entregando a los sapos mi mordido clavel.
Pero tú vendrás
por las turbias cloacas de la oscuridad.
Ni la noche ni el día quieren venir
para que por ti muera y
tú mueras por mí.

FEDERICO GARCÍA LORCA.
Gacela del amor desesperado.

Gracias.
N.

P.S. Pasear bajo la noche sin techo, de teclas de piano. Ser dos y no ser más que uno solo.

1 comentario:

Guillermo Blanco dijo...

Tútútútútútútú; je t'aime