lunes, 21 de septiembre de 2009

Sapere aude

Y eso dijo Kant. Atrévete a saber. Creo que en estos días de inicio, tragar a Kant no es buena medicina. Yo llevo poco más de una semana - sé de otros que llevan menos, *ehem*- y ya me parece un mes, como poco. Y eso que Los Beatles Rock Band ayudan . Bien, imbuida en la jornada escolar, ya he empezado mis clases de Filosofía como habréis podido deducir sagazmente ;)

La Filosofía siempre me ha interesado, aunque nunca he sabido muy bien qué es. Supongo que la culpa la tuvo Jostein Gaarder, Sofía y su enrevesado mundo. Desde que leí ese libro - me llevó lo suyo, no os creáis - encontré algo especial en él y por eso quise empezar cuanto antes las clases de Filosofía, sustituyéndolas por Física y Química, por qué no. Sobre todo un capítulo en concreto fue el completo culpable. Sí, el referente a Platón, que me maravilló.

Y por eso inauguro etiqueta - si algo así se puede inaugurar. Bueno, no he dicho la razón. Kant también aquí. Dijo que no aprendemos filosofía sino a filosofar, por lo que necesito un hueco para ello. Así que, como este año espero aprender muuuchas cosas enrevesadas y que ni yo misma entienda, me pasaré por aquí a compartir con vosotros mis dudas/inquietudes filosóficas.

Y, de nuevo, por qué no? Resolvedme una que era protagonista en el libro de Gaarder. ¿Qué va antes, la gallina o el huevo? Neuronas a trabajar, que septiembre se está acabando.

Besos
N

P.S. Gracias a los que poco a poco se van uniendo al blog, me leen y me comentan. Y a los que no se han unido todavía. Y a los que no comentan. Y a los que comentan y no leen. Y a todos en general. *demasiadas ys en una párrafo, verdad?*

1 comentario:

lena dijo...

¡Kant, mi adorado Kant! Lee "La paz perpetua", es una maravilla!
Eso sí,entiendo que te cueste pillarle el puntillo si es la primera vez que estudias filosofía!
Mucha suerte en estos primeros días de clase.
¡Te sigo!
Lena