martes, 24 de agosto de 2010

Oh Là Là (Les châteaux de la Loire)

Y ahora sí que sí estoy de vuelta por las tierras mañas. Que ya se agradece. Aunque eso no hace que este verano no me haya dejado muy buen sabor de boca. Esta última semana la he pasado recorriendo Francia y se puede dividir el viaje en dos partes. Primero atacamos los castillos del Loira, muy prestigiosos y de fama más que merecida. Pese a que existen alrededor de 40, nosotros visitamos 7, y lo hicimos en 3 días. Cansado, sí, pero mereció la pena.

Comenzamos con Chambord, que tiene unos exteriores increíbles. Fue mandado construir por el rey Francisco I como residencia de caza, y la panorámica de veras que impresiona.

Cheverny es nuestra segunda parada: Cheverny, que me enamora. En él vivió el Capitán Haddock, y todo ;)

Ese día aun vemos Chaumont-sur-Loire, pero no me gustó tanto (quizá el cansancio tuviera la culpa) Pero la mañana siguiente nos perdemos por Chenonceau.

Luego parada en Villandry, del que nos impresionan más los jardines, recortados sobre un cielo azul celeste y nubes de algodón, que el propio castillo.

Finalizamos el día con los naranjas de Azay-Le-Rideau...

Y ya, acabamos la etapa con el castillo de Blois, pequeño pueblecito donde nos alojábamos.

Y así iniciábamos la segunda etapa: llegar hasta Saint-Maló para emprender las rutas de los desembarcos aliados en Normandía. Pero de eso espero hablaros algún día de estos. Por de pronto, hay más fotos de los impresionantes castillos en mi FLICKR. Echádles un ojo ;) Mientras, una servidora se va a ir acostumbrando a esto de estar en Zaragoza: no hablar más inglés, sobrevivir al calor, leer a Tolstói y recopilar recuerdos.

Besos!

1 comentario:

Elysium One Eyed dijo...

ains, que verano más movidito ha tenido Wonks! Son impresionantes, los castillazos esos :DD Me encantan, sobretodo el del jardín de Villandry. Es como estar en el país de las maravillas!

:D